Peter Pank y la anarquia en Nunca Jamás

Escrito por el 04/06/2018

La década de los 80 le regaló al mundo del cómic adulto más de una satisfacción. Desde España en particular se generaron obras icónicas que romperían el molde de lo visto hasta entonces. Uno de los mayores exponentes de esa movida fue el irreverente autor catalán Max (seudónimo de Francesc Capdevilla), quien con su Peter Pank lanzaría una visión paródica del mundo de Nunca Jamás llena de anarquía, drogas, sexo y enfrentamientos entre tribus urbanas. Ah, y mucho punk, por supuesto.

 

Peter Pank fue el título de la primera de las aventuras del personaje homónimo, publicada en 1984. Como su nombre nos adelanta, el tal Peter es un punkie, líder de la tribu de colegas llamada “Los Chicos Descarriados”, en la isla de Punkilandia. En esta primera historia la isla paradisíaca tiene sus territorios divididos entre distintas tribus: los jipis, las sirenas ninfómanas y los rockabillies del capitán Tupé (la versión del capitán Garfio de Punkilandia). En los dos tomos siguientes, El Licantropunk (1987) y Pankdinista! (1990), se añadirían nuevas tribus como los skins, los siniestros, los heavies y los pijos (chetos, hablando en criollo).

 

El argumento del primer tomo de Peter Pank tiene como motivación inicial parodiar a la película de Peter Pan de Disney de 1953, responsable de la versión más popular del niño eterno. En esta historia Peter Pank secuestra a la adolescente Ana y sus dos hermanos menores (todos españoles) con la intención de corromper sus dulces infancias, pero al llegar a Punkilandia su plan se le va de control, y debe enfocar sus fuerzas en resolver un conflicto que ha enfrentado a todas las tribus de la isla entre sí, y a todas ellas contra el propio Peter.

 

El segundo tomo, Licantropunk, presenta una trama mucho más sobrenatural, con Peter persiguiendo y tratando de eliminar al conde Drácula. La tónica de esta segunda obra fue más liviana en lo referente a las drogas y el sexo, pero de todos modos siguió apuntando claramente a un público adulto, incluso desde las referencias a grandes clásicos del cine y la literatura de horror.

 

Por último, la tercera entrega de Peter Pank, Punkdinista!, abordó temas más sociopolíticos, siendo el principal conflicto la instalación de un gobierno capitalista en toda la isla, con su propio ejército y su sistema de privilegios para los individuos con poder económico. Por supuesto que este sería el más grande enemigo en la historia de Peter, su banda de Des-k-rria-2 (como él los llama) y todas sus tribus vecinas.

Peter Pank es más que una entretenida obra alegórica de lo que representó la juventud antisistema y contracultura de los años 80 en Europa. Con el paso del tiempo se convirtió en un cómic de culto, y la constatación de que las historietas pueden ser un lenguaje que no solo genere divertimento, sino que también otorgue un lugar para la protesta, la reivindicación y el grito roto de punk’s not dead.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Las Toscas Town

Las Toscas Town

Current track
TITLE
ARTIST

Background